Institucional -> Noticias

En la Legislatura reflexionan sobre el Golpe Militar y sus consecuencias

24-03-2017
Es por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Hoy se conmemora el Golpe de Estado de 1976, el más sangriento de la historia argentina y a las 30 mil víctimas del terrorismo de Estado. Participaron de esta jornada de reflexión diputados provinciales, autoridades legislativas y del Poder Ejecutivo y Judicial, asociaciones, ex presos políticos, público en general.
Como parte de la agenda de actividades oficiales, se desarrolló en la Cámara de Representantes de la provincia de Misiones, la jornada de reflexión denominada “Objetivos del Golpe Militar, sus consecuencias políticas, económicas y sociales”. Con este motivo disertaron los ex presos políticos Elvira Aidee Acuña y Héctor Escobar, el ex Fiscal de Estado, Justo Oscar Núñez, y el ex perseguido por la dictadura, Javier Gortari. 

El vicepresidente primero de la Legislatura, Orlando Franco, tuvo a cargo la bienvenida. En la oportunidad, transmitió los saludos del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, y destacó la organización “de esta actividad en un día tan importante para los argentinos”.

“Desde esta Cámara siempre estamos atentos para acompañar, principalmente las políticas de Derechos Humanos, que son políticas de Estado en la provincia”.
 
Recordó “la institucionalización de los Derechos Humanos a través de la creación de la Subsecretaría durante el período en que Rovira fuera gobernador, y de la dirección general a nivel municipal, además de las luchas estudiantiles”. 

“Este es un día de reflexión" –consideró- y remarcó la presencia de "destacadas personalidades de la vida política que fueran afectadas por la dictadura militar”. 

En tanto, Escobar destacó la importancia de que "haya una conciencia y una voluntad política de incorporar y respaldar los conceptos y el ejercicio de la política para defender, no sólo los Derechos Humanos, sino fundamentalmente a los trabajadores y a los que sufren día a día".

El legislador señaló que, "Carlos Rovira, ofreció espacios de participación, en lugares de jerarquía, a compañeros sobrevivientes y ellos los han ocupado para instalar la memoria, la verdad y la justicia". 

Revalorizó “las políticas de Derechos Humanos, que promovieran sentar al banquillo y condenar a los torturadores”; esto fue posible –argumentó- “porque había respaldo político, espacio y voluntad para que lo hiciéramos”.

El diputado provincial acentuó “la fuerza de los compañeros que no titubearon en señalar a quienes eran los responsables, los que debían ser juzgados  porque hay un compromiso fuerte y aprovechamos los espacios en función de fortalecer la democracia y consolidar un proyecto de recuperación que nos permite tener una esperanza que buscamos transformarla en una fuerza suficientemente sólida para enfrentar los tiempos que se vienen".

Durante la disertación de Gortari, el catedrático explicó, entre otras cosas, que “no se puede entender la dictadura simplemente con pensar que fueron militares enfermos, siniestros, que odiaban a la gente, sino que fueron el instrumento, el brazo armado de un poder económico”. 

“La dictadura dejó montadas las bases de este proceso económico, cuando se  produce el golpe de Estado en 1976 la distribución de la riqueza en Argentina era del 50 por ciento para el capital y 50 por ciento para el trabajo; cuando terminó la dictadura era 80 por ciento para el capital y 20 por ciento para el trabajo."

También detalló que “cuando  empezó la dictadura la deuda externa, es decir la independencia y soberanía del país, era mínima, era de ocho mil millones de dólares, y cuando terminó eran 50 mil millones de dólares, con lo cual nos encadenaron hasta la fecha al dictado del capitalismo financiero que es lo que domina y a través del cual se instrumentan las políticas de dominación en el mundo”.
 
Elvira Aidee “Mary” Acuña, ex presa política, describió un camino “signado por la lucha, por la justicia y por lograr que nuestro pueblo tuviera una vida digna”.
“Tenemos el título de la lucha permanente” -dijo mientras recordaba cómo se dio todo en aquellos momentos. “Así fue mi generación, estaba estudiando dos carreras universitarias, y lo que en un principio fue una primavera, después se convirtió en un infierno”. 

“Vamos a volver –manifestó- con una vigencia plena de la democracia, porque no estamos contentos ni bien, no sólo por el gran retroceso que estamos viviendo en término de Derechos Humanos; sino por ver a nuestro pueblo signado por el ajuste, la desesperanza y el dolor”, opinó. 

“Nuestro espacio siempre fue la calle, y desde allí seguimos luchando, y llamando a la unidad de todos los compañeros para que volvamos a retomar el camino correcto de la democracia; vamos a mantener bien en alto las banderas de la memoria, de la libertad, de la justicia, de la paz, por los Derechos Humanos y por una democracia viva”, recalcó.
 
Por su parte, Justo Núñez, se refirió a los militares como "el instrumento del que se valió la oligarquía, dueña del poder económico, para alcanzar el poder político que le permitiera manejar la nación y que impuso una forma de actuación que llevó a una cacería humana sobre la que pretendieron construir un nuevo país".

Consideró que "la realidad actual nos obliga a encarar el recupero del interés por la cosa pública, por la política democrática; a luchar contra la indiferencia y sobre todo contra la resignación", y animó a recuperar el entusiasmo "por participar en la cosa política y borrar esa falta de interés, sobre todo en la juventud, que son quienes van a tener que llevar adelante el país y nuestra provincia".

El 24 de marzo de 1976 un golpe de Estado cívico-militar derrocó al gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón e instauró una dictadura que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983 a través de una Junta Militar encabezada por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas: Jorge R. Videla (Ejército), Emilio E. Massera (Armada) y Orlando R. Agosti (Fuerza Aérea).Se autodenominó “Proceso de Reorganización Nacional”.

El régimen militar puso en marcha una represión implacable sobre todas las fuerzas democráticas: políticas, sociales y sindicales, con el objetivo de someter a la población mediante el terror de Estado para instaurar miedo en la población y así imponer el "orden", sin ninguna voz disidente. 

Se inauguró el proceso autoritario más sangriento que registra la historia de nuestro país. Estudiantes, obreros, docentes, sindicalistas, intelectuales, profesionales, comerciantes, familias agrarias; amas de casas, religiosos y niños fueron secuestrados, asesinados y desaparecidos. Y muchos se exiliaron para mantenerse vivos.

Entrega de reconocimientos “Germania Garay” por la Asociación Civil “Unidad por los derechos”

Este reconocimiento es entregado a personalidades destacadas por su lucha contra el Golpe de Estado Cívico - Militar entre los años 1976 -1983. 

Se trata de una reproducción de una máquina de coser en miniatura que representa a la que poseía Germania Garay, quien integró el movimiento de los familiares de presos y desaparecidos políticos de la provincia de Misiones. 

La máquina simboliza el trabajo, el esfuerzo y la lucha de las madres y familiares. Germania Garay era modista y con su máquina obtenía los ingresos para poder seguir a sus hijos detenidos quienes fueron trasladados a distintos lugares del país. Los hijos de Germania son Héctor Escobar y Ricardo Escobar.

El reconocimiento en esta oportunidad fue destinado a, Clarita Ríos de Zaremba y recibido por su hijo, Rubén Zaremba de manos de Orlando Franco; a Justo Oscar Núñez; a Lucía Gamarra De Gómez, que lo recibió de Azucena Escobar, nieta de Germania y la presidenta de la Asociación Civil Unidad por los Derechos, Gladys Rodríguez.

Antecedentes de los disertantes

Las disertaciones estuvieron a cargo de Elvira Aidee “Mary” Acuña, quien fuera estudiante de Arquitectura y de Derecho de la UNNE, militante peronista en la universidad, detenida  a principios de febrero de 1976 hasta 1982. Hoy militante política por los Derechos Humanos, y actual delegada gremial de base por la Unión Del Personal Civil De Nación (UPCN). 

También disertó Javier Gortari, ex perseguido por la dictadura cívico militar exiliado en este período. Es licenciado en Economía por la Universidad Nacional de la Plata, magíster en Políticas Sociales, posee una Diplomatura Superior en Economía Social y Desarrollo Local y es doctor en Ciencias Sociales, profesor titular de Economía en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, de la UNaM, docente de la Maestría en Desarrollo Rural y en la Maestría de Políticas Sociales de esa Facultad. Reconocido por su amplia trayectoria en el ámbito académico, fue secretario; elegido decano por dos períodos consecutivos; electo rector de la UNaM de 2010 hasta el 2014; y reelecto por un nuevo período hasta el 2018. 

La tercera presentación estuvo a cargo de Justo Oscar Núñez, abogado recibido en Santa Fe. Formó parte del Comando Tecnológico Peronista. En  1965 fue funcionario por la Municipalidad de Posadas, en 1973, electo Diputado Provincial (mandato incompleto), y en 1975 ocupó el cargo de Fiscal de Estado hasta el año 1976, destituido entonces por el Golpe Militar. Entre otras funciones fue Secretario de Trabajo, Secretario de Gobierno,  y vicepresidente del IPS hasta el 2003.

Por último Héctor Alfredo Escobar,  ex preso político sobreviviente de la dictadura cívico- militar, encarcelado durante más de 7 años, co-fundador de la UES (unión de estudiantes secundarios), dirigente político social, ex dirigente sindical de ATE, Ex subsecretario de Acción Social, y actual diputado Provincial.