Institucional -> Noticias

Presentan aportes para el proyecto de ley de creación del Instituto de Prevención Integral de los Consumos Problemáticos y Adicciones

11-10-2019
La Legislatura recibió al juez correccional y de menores Cesar Jiménez, a miembros del Servicio Penitenciario, del Patronato de Liberados, a la Policía comunitaria, y a la Comisión de Prevención de la Tortura.
Los participantes se reunieron por segunda vez, para efectuar aportes a los proyectos de la diputada Mariela Aguirre, con relación a las instituciones representadas. El objetivo fue coordinar y trabajar en conjunto en el abordaje del consumo problemático y de las adicciones.

Se trataron las modificaciones de las leyes del Servicio Penitenciario Provincial; del Patronato de Presos, Liberados y Egresados; y el Código de Faltas de la provincia. También se presentaron los proyectos de ley iniciados por Aguirre referidos al Instituto de Prevención Integral de los Consumos Problemáticos y Adicciones,  Justicia Terapéutica dentro del Poder Judicial, la Comisión de Consumos Problemáticos y Adicciones y regulación de la publicidad.

Aguirre dijo que “la idea es poder  trabajar en conjunto con ellos para dar respuesta y sobre todo porque a lo que apunta el proyecto de ley con la creación del instituto, es tener una sinergia con todas la áreas de gobierno”, para  lo cual “necesita también de ciertas modificaciones tanto de la Ley de Servicio Penitenciario  como así también de la Ley del Patronato y también del Poder Judicial”.

“Sabemos del compromiso y la trayectoria del juez Jiménez, que trabaja con menores quienes, muchos de ellos, tienen problemas justamente con las adicciones, con el alcohol y otras drogas; entonces su mirada y aporte es importante  para poder trabajar esta iniciativa”, expresó la legisladora.

Por su parte, Jiménez dijo que “hablar de adicciones, es una triste realidad que está padeciendo el mundo juvenil”, e informó que “el 80 por ciento de los chicos que cometen ilícitos penales son adictos que han consumido sustancias tóxicas, que después que les pasa el efecto piden a gritos una segunda oportunidad”.

Respecto de los aportes que efectuó, mencionó “el diagnóstico severo de cómo se está moviendo socialmente el mundo juvenil,  no solamente con sustancias tóxicas ilegales, sino las legales, como por ejemplo el alcohol”.

Para el juez, la situación de la provincia “ha mejorado mucho, en el sentido de que los niños que son sujetos de derecho y que cometen un ilícito penal  estadísticamente ha mermado, pero la gran preocupación que hay es que chicos de 14 o 15 años hacen lo que hacían otros a los 16 o 17, entonces la tarea de prevención es una tarea que tenemos que realizar”.