Institucional -> Noticias

Legislatura: entregaron certificados del curso de lenguaje corporal e inteligencia emocional

03-12-2019
Los 17 egresados estarán en condiciones de aplicar su aprendizaje para ayudar a los individuos a que mejoren su autoconciencia, e incentivarlos a alcanzar metas específicas para aumentar su rendimiento personal. El acto se realizó en el Salón de las Dos Constituciones de la Cámara de Representantes.
La ceremonia fue encabezada por la diputada Rosana Argüello, quien destacó que “uno de los ejes de la agenda de la Cámara de Representantes es hablar de educación” y dijo que es importante porque “es el valor que cada uno de nosotros tenemos”.

“Si uno quiere defender algo tiene que prepararse, y para resguardar el conocimiento están las emociones”, afirmó al resaltar la importancia de la Ley de Educación Socioemocional sancionada por la Legislatura.

Manifestó que los egresados del curso “no solo se llenaron del conocimiento sino que dijeron: Misiones va a seguir creciendo y yo quiero ser parte de esa ley y de ese crecimiento”.

Por su parte, la presidente de la Comisión de Educación advirtió que históricamente “nos estábamos preocupando muchísimo por la dimensión cognitiva pero la dimensión emocional quedaba postergada”.

“Teníamos los contenidos actitudinales pero no se evaluaban valores, porque es muy difícil debido a que no estábamos preparados para mirarnos a nosotros mismos”, señaló. “ésta es una de las habilidades de la Ley de Educación Socioemocional, que es el autoconocimiento”, agregó, refiriéndose a la norma de su autoría.

“Cuando podemos sentirnos más seguros, porque reconocemos nuestras fortalezas y debilidades, empezamos a comunicarnos de otra manera”, expresó como una de las capacidades a la que apunta la ley.

“Dentro de nuestras diferencias, tenemos que encontrarnos con una mirada que convoca al diálogo”, reflexionó.

El coordinador de la capacitación, Gustavo Ibarra, en tanto, animó a los egresados a “aprender a ayudar a los demás porque el mundo es muy complicado y no se puede tener todo controlado”.

También los instó a “pedir ayuda cuando lo necesitan” y a “hacerse responsables de las propias acciones”.